Captura de pantalla 2014-08-12 a la(s) 14
La obsesión por las selfies es algo que ya se salió de control y Nueva York es la primer ciudad en hacer algo al respecto…

No es cierto, la verdad es que se trata de un prank a cargo de Jena Kingsley, quien colocó un letrero en un parque indicando que era una zona “libre de selfies”, por lo que multó con $50 USD a personas que cachara en el acto…hay veces que esto sí debería ser real…



Síguenos en Twitter y Facebook.

{adinserter 1}
Votar nota:
0
  

También debes ver esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *